Londres.- Gran Bretaña cederá a Estados Unidos el control del violento distrito de Sangin, en el sur de Afganistán, antes de fin de año, anunció este miércoles el ministro británico de Defensa, Liam Fox.

Fox explicó en la Cámara de los Comunes que la Fuerza de Asistencia a la Seguridad (ISAF) de la OTAN se dispone a reestructurar sus fuerzas en las provincias de Faraz y Nimruz a fin de "consolidar una brigada estadounidense en el norte de Helmand que asuma la responsabilidad de la seguridad de Sangin este mismo año".

"Esto simplificará las actuales disposiciones de mando y permitirá una reorganización de las tropas británicas para reforzar los progresos en los distritos clave del centro de la provincia de Helmand", agregó.

Casi una tercera parte de los 312 soldados británicos que han muerto en Afganistán desde que comenzó la intervención liderada por Estados Unidos en 2001, es decir 99, perecieron en la zona de Sangin, uno de los bastiones de la rebelión encabezada por los talibanes en el norte de Helmand.

KLM