Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sentenció que es de “sentido común” invitar al mandatario ruso, Vladimir Putin, a que regrese a las filas del Grupo de los Siete (G7), afirmando que sería mucho más simple resolver varios temas si Moscú estuviera representado en la reunión.

“No es una cuestión de lo que hizo, es una cuestión de sentido común: tenemos un G7, él no está allí, la mitad de la reunión está dedicada a Rusia, y si estuviera allí, sería mucho más fácil de resolver”, declaró el mandatario a Fox News Radio en una entrevista.

Para Trump “el problema es que muchas de las cosas de las que hablamos son sobre Putin, por lo que estamos sentados perdiendo el tiempo, porque termina la reunión y alguien tiene que llamar a Putin”.

Ambos líderes hablaron por teléfono el lunes y discutieron la posibilidad de tener una cumbre ampliada del G7 más adelante en el año. El Kremlin ha dicho que buscaría más información sobre la propuesta de Trump.

Trump también ha invitado a Australia, Corea del Sur e India.

Otros países del G7, incluida Canadá, han objetado el regreso de Rusia, mientras que algunos, como Japón, aún no han expresado su parecer. Alemania aseveró que no es momento de cambiar el formato de la reunión.

Transformación del grupo

El mandatario calificó al G7 como “un grupo de países muy anticuado”.

El alto representante de asuntos exteriores de la Unión Europea, Josep Borrell, dijo el martes que si bien Trump, como presidente del G7 de este año, podría invitar a Rusia a la reunión no tiene el poder de cambiar el formato del grupo de forma permanente.

El primer ministro de Canadá no está de acuerdo con la propuesta de Trump.