Damasco.- Las fuerzas sirias mataron al menos cinco personas cuando dispararon contra manifestantes que pedían la renuncia del presidente Bashar al-Assad en la capital Damasco y en la ciudad de Aleppo, dijeron activistas.

Los tiroteos ocurrieron pese a un cese al fuego declarado hace tres semanas que busca terminar con 14 meses de baño de sangre en Siria, parte de un plan de paz más amplio que según el portavoz del mediador internacional Kofi Annan está "encaminado".

Estados Unidos dijo el jueves que podría ser necesario un nuevo enfoque internacional si el plan de paz fracasa, y acusó a Assad de no haber hecho los esfuerzos necesarios por implementarlo hasta el momento.

Annan tiene previsto ofrecer un reporte al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas la semana próxima.

Assad dijo que está luchando contra "terroristas" apoyados por el exterior y sus aliados internacionales, incluyendo a Moscú, afirman que los rebeldes también han perpetrado ataques en violación al cese al fuego.

Tres personas murieron a manos de las fuerzas de seguridad durante una manifestación en el distrito capitalino de Kfar Souseh, y un adolescente falleció tras ser baleado en el vecindario pobre de Tadamun, dijeron activistas.

Otra persona falleció en Aleppo, un día después de que fuerzas de seguridad y estudiantes armados con navajas atacaran una protesta universitaria contra Assad, matando al menos a cuatro personas en la segunda ciudad más grande de Siria.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que tres personas murieron durante la madrugada en Aleppo y sostuvo que la violencia en el país ha causado la muerte de 20 más de personas en las últimas 24 horas.

Pequeños grupos de observadores de Naciones Unidas se han desplegado a lo largo del país para evaluar el cumplimiento de la tregua del 12 de abril por parte de las fuerzas de Assad y los opositores rebeldes.

Su líder, el mayor general noruego Robert Mood, ha dicho que los observadores tienen un "efecto tranquilizador" en sus áreas de operación, aunque agregó que no se espera que resuelvan la crisis de Siria en la que han perecido miles de personas desde marzo del año pasado.

apr