Ciudad de México. Tal parece que el coronavirus abre una oportunidad en una de las crisis que ocupaba al mundo antes de la pandemia, y ocurre unas horas antes de que el presidente Trump lanzara una amenaza a Irán en caso de que ataque al ejército estadounidense que se encuentra asentado en Irak.

“Francia, Alemania y el Reino Unido confirman que Instex (instrumento de apoyo a los intercambios comerciales, por su sigla en inglés) ha concluido con éxito su primera transacción, facilitando la explotación de bienes médicos de Europa a Irán. Los bienes ya están en Irán”, revela un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores alemán.

Instex funciona como un sistema de trueque en la que una empresa europea exporta una mercancía a Irán sin cobrar nada a cambio. Cuando otra empresa europea importa de Irán otro producto, esta última pagará a la primera, siempre dentro del sistema bancario europeo.

El presidente Trump decidió abandonar el acuerdo nuclear con Irán, firmado por varias naciones, decisión que fue criticada en su momento por Macron, Merkel y May.

Ayer, Trump advirtió a Irán que pagarán un “muy alto precio” si atacan a las tropas estadounidenses estacionadas en Irak.

“Según la información y lo que se cree, Irán o sus aliados están planeando un ataque furtivo contra las tropas y/o activos estadounidenses en Irak. Si esto sucede, Irán pagará un muy alto precio, de verdad”, tuiteó el mandatario. (Con información de AFP)