Naciones Unidas, Estados Unidos/Bruselas. El jefe de la diplomacia francesa, Jean-Yves Le Drian, denunció el día de ayer 20 de septiembre, de nuevo, en suelo estadounidense, la "falta de concertación" de Estados Unidos en la crisis de los submarinos y la "permanencia de reflejos de una época que pensábamos que había quedado atrás".

"La cuestión es sobre todo la de la ruptura de la confianza entre aliados" y esto "exige reflexiones profundas entre los europeos", declaró en una conferencia de prensa en Nueva York donde se encuentra para participar en la Asamblea General de la ONU, que se inicia el día de mañana.

Reino Unido y Estados Unidos intentan aplacar la ira de su aliada Francia, enfurecida por el anuncio de una alianza estratégica entre estos dos países y Australia, que implica la cancelación de la compra de doce submarinos por parte de Canberra.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, está "impaciente" por hablar por teléfono con Emmanuel Macron, dijo el lunes un alto funcionario estadounidense.

El trato que ha recibido Francia es "inaceptable" y el caso requiere un profundo análisis, afirmó el día de ayer la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Por su parte, Charles Michel, presidente del Consejo de Europa señaló: "Los principios más elementales para los aliados son transparencia y confianza y van juntos. Estamos viendo una clara falta de transparencia y lealtad".