París. Dos hombres fueron arrestados y acusados de “homicidio voluntario” de carácter antisemita por el asesinato de una sobreviviente del Holocausto que fue apuñalada repetidas veces en su casa de París.

Mireille Knoll, de 85 años, fue hallada muerta en su departamento el viernes pasado con 11 puñaladas, en un barrio de clase trabajadora de la capital francesa. La vivienda fue incendiada después del ataque.

Según la orden judicial, los arrestados fueron notificados por un juez de que son sospechosos de un asesinato motivado por la “real o supuesta adhesión (de la víctima) a una religión”, además de robo agravado y daño a la propiedad.

Varios elementos llevaron a la fiscalía de París a retener el carácter antisemita en este caso. Uno de los sospechosos, vecino de Knoll, conocía la religión de la anciana. Su presunto cómplice lo acusó de haber gritado “Alá Akbar” al cometer los hechos, según fuente cercana a la investigación.

Uno de los atacantes era vecino de Knoll y salió hace poco de la cárcel tras cumplir una condena por un delito sexual, mientras que el segundo acusado, de 21 años, tenía antecedentes de robos violentos y estaba en el edificio el día del asesinato.

En su cuenta de Twitter, el presidente francés Emmanuel Macron escribió: “Quiero expresar mi emoción tras el horrible crimen cometido contra la señora Knoll. Reafirmo mi total determinación en la lucha contra el antisemitismo”.

ACTOS ANTISEMITAS

La comunidad judía de Francia, de más de medio millón de personas, ha sido blanco de varios ataques islamistas en los últimos años y ha denunciado un ascenso de actos violentos antisemitas.

El Consejo Representativo de Instituciones Judías instó a las autoridades que investigan el asesinato de Knoll a actuar con “la mayor transparencia” para que “el motivo de este crimen bárbaro pueda conocerse lo antes posible”.