París. El partido gobernante del presidente francés Emmanuel Macron acordó el día de ayer 30 de noviembre, reescribir por completo un borrador de plan que habría restringido la libertad de compartir imágenes que identifiquen a los agentes de policía, luego de las grandes protestas del fin de semana contra la violencia policial.

“El proyecto será reescrito por completo y se presentará una nueva versión”, dijo Christophe Castaner, jefe del partido LaRem en el Parlamento francés en una conferencia de prensa.

Más de 133,000 personas, incluidas 46,000 solo en París, se manifestaron en contra del proyecto de ley y a favor de la libertad de expresión el sábado.

Las manifestaciones siguieron a la publicación de un video de un hombre negro golpeado por tres policías dentro de su propio estudio de música a principios de este mes que Macron ha calificado de “vergonzoso” para Francia.

Una disposición del proyecto de ley conocida como artículo 24, un elemento clave en los planes de Macron de cortejar a los votantes de derecha al ser más estricto con la ley y el orden antes de su candidatura a la reelección de 2022, había provocado indignación en los medios de comunicación y en la izquierda de su propio partido.

Proyecto de ley

El artículo 24 no prohibió rotundamente compartir imágenes de la policía, pero convirtió en un delito - punible con un año de prisión y una multa de 45,000 euros (54,000 dólares) - compartirlas con una “obvia intención de hacer daño”.

Periodistas franceses e incluso el defensor del pueblo independiente del gobierno para los derechos humanos dijeron que el artículo era demasiado vago y podría tener un efecto paralizador en las personas que quisieran exponer la brutalidad policial.

Una nueva versión del artículo 24 se presentará en unos días.