Francia expulsó el viernes a 14 diplomáticos libios leales al Gobierno de Muammar Gaddafi, mientras que Amnistía Internacional indicó que las fuerzas libias podrían ser acusadas de crímenes de guerra en la asediada ciudad de Misrata.

Francia, Estados Unidos, Gran Bretaña y otros están intentando ir más allá de la campaña de bombardeos de la OTAN contra las tropas de Gaddafi y encontrar nuevas maneras de apoyar a los rebeldes que controlan el este de Libia.

Los bombardeos y la imposición de una zona de exclusión aérea, ambos pensados para proteger a los civiles, no han impedido que un gran número de personas muriese en ataques del Gobierno en un puñado de focos de resistencia en el oeste del país, especialmente en las asediadas ciudades de Misrata y Zintan.

Amnistía Internacional dijo el viernes que los ataques indiscriminados a Misrata, donde las tropas de Gaddafi han usado francotiradores, bombas de racimo y artillería contra áreas civiles, podrían considerarse crímenes de guerra.

"La escala de los implacables ataques que hemos visto por parte de las fuerzas de Gaddafi para intimidar a los residentes de Misrata durante más de dos meses es verdaderamente horrorosa", dijo Donatella Rovera, asesora de Amnistía Internacional en Libia.

"Muestra un desprecio total por las vidas de la gente común y es una clara violación del derecho humanitario internacional", añadió.

OPERACION DE VIDA O MUERTE

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) evacuó a 1.100 personas de Misrata en barco el miércoles bajo un bombardeo del Gobierno en el que murieron cinco personas.

En Ginebra, la portavoz de la OIM Jemini Pandya habló de una "operación de vida o muerte donde cada minuto contaba".

La agencia, agregó, está profundamente preocupada por un grupo de alrededor de 40.000 chadianos en la localidad libia de Gatroun, en el sur, que se cree que en su mayoría son mujeres y niños que están en una situación "desesperada y miserable".

"La gente nos está diciendo que estos inmigrantes no tienen comida, agua, refugio ni servicios sanitarios (...) Nuestro miedo es que, después de muchas semanas así y con este tipo de temperaturas, no podrán sobrevivir mucho tiempo más", explicó.

Un fuente diplomática francesa dijo que la decisión de expulsar a 14 diplomáticos libios fue tomada hace un tiempo, "pero había un proceso que seguir".

DOCH