El primer ministro francés, Manuel Valls, declaró este viernes que Francia está en guerra "contra el terrorismo, no contra una religión", y estimó que harán falta nuevas medidas "para responder a la amenaza".

"Estamos en una guerra contra el terrorismo. No estamos en una guerra contra una religión, contra una civilización", declaró Valls.

Por su parte, el presidente Franóois Hollande pidió rechazar las "estimgatizaciones" y las "caricaturas más lamentables".

"Tranquilizar a la población es decirle que vive en un estado de derecho y con voluntad de convivir juntos", dijo el mandatario en una reunión con los prefectos en el ministerio del Interior.

Los dos presuntos autores de la matanza de Charlie Hebdo que dejó 12 muertos el miércoles seguían atrincherados este viernes a media jornada con un rehén en una empresa a 40 kilómetros al noreste de París, tras una persecución y un tiroteo con las fuerzas de seguridad, indicaron fuentes policiales.

erp