Francia destinará 40,000 millones de euros (45,700 millones de dólares) para reconstruir la industria y 20,000 millones para la transición ecológica, en un plan para "reconciliar" un país dividido por las crisis, anunció el miércoles el primer ministro Jean Castex en la Asamblea Nacional.

"Nuestra industria está debilitada (...) Somos muy dependientes de socios exteriores y estamos insuficientemente presentes en algunos sectores estratégicos.

En el marco de la reactivación, destinaremos 40,000 millones de euros para que esto cambie", dijo Castex en su declaración de política general.

El plan de reactivación de al menos 100,000 millones de euros anunciado la víspera por el presidente Emmanuel Macron, contendrá también una partida de 20,000 millones de euros para la renovación térmica de los edificios, y el desarrollo de modos de producción más ecológicos en los transportes, la energía o la alimentación, indicó el jefe del gobierno.

En su discurso, 12 días después de asumir su cargo, Castex afirmó que su "primera ambición" será "reconciliar estas Francias tan diferentes, unirlas o volverlas a unir".

En esta situación económica muy deteriorada, el primer ministro aseguró que "la lucha contra el desempleo y la preservación del empleo" serían "la prioridad absoluta de los próximos 18 meses".

El contenido preciso de este plan de reactivación, sobre el que trabaja el gobierno bajo la supervisión del ministro de Economía, Bruno Le Maire, será "concertado, en las próximas semanas, con los sectores sociales y las colectividades territoriales", subrayó Castex.

Se pondrá en marcha "a partir de inicios de septiembre", agregó, con el telón de fondo de una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) del 11% este año, según las previsiones del gobierno.

En el contexto de pandemia viral, que en Francia se ha cobrado más de 30,000 vidas, Castex confirmó al diario Le Parisien el uso obligatorio de mascarilla en los lugares públicos cerrados a partir del 1 de agosto. También aseguró que si se tenían que volver a imponer medidas de confinamiento, serían de forma parcial y "focalizada".

"Moderación en el reparto de dividendos"

En su discurso ante los diputados, el primer ministro también se comprometió a hacer balance "cada dos meses" en el Parlamento de la puesta en marcha y de los "resultados" del plan de reactivación.

La reactivación industrial pasará sobre todo por una reducción de los impuestos a la producción, que sería de un monto de 20,000 millones de euros, según indicó a la AFP la oficina del primer ministro el miércoles por la noche.

Se trata de una reducción significativa, ya que el producto anual de estos impuestos representa más de 70,000 millones de euros, y se hará en dos periodos: "10,000 millones en 2021 y 10,000 millones en 2022", precisó Bruno Le Maire, en la cadena France 2.

El plan también integrará un capítulo de solidaridad con los más modestos, mediante, por ejemplo, la mejora de las ayudas al reinicio del curso escolar este año o la posibilidad para los estudiantes becados de comer por un euro en los restaurantes universitarios.

Asimismo, las empresas que reciban ayudas en el marco de este plan "serán invitadas a una estricta moderación en el reparto de dividendos, como fue el caso durante la crisis sanitaria", advirtió Castex.

Unos 6,000 millones de euros serán destinados al sistema sanitario, agregó Castex, quien el lunes firmó un acuerdo para revalorizar los salarios del personal paramédico.

Respecto a la reforma de la pensiones, un tema explosivo en Francia que causó recientemente una serie de huelgas sin precedentes, el primer ministro dijo que seguía siendo "necesaria", pero que se tendrán que diferenciar las "medidas financieras".

Otro tema que abordó Castex en su discurso de política general es la lucha contra el islamismo radical, una "preocupación muy importante" para el gobierno. En septiembre, está previsto que se presente una ley de "lucha contra los separatismos", precisó.