PARIS. - Francia condena "enérgicamente" la continuación de las masacres en Siria y juzga "inaceptables las nuevas exigencias" de Bashar al Asad, quien anunció que no retirará sus tropas de las ciudades "sin garantías escritas" de la oposición, indicó el ministerio de Relaciones Exteriores.

"Después de que el régimen de Bashar al Asad había anunciado que aceptaba el plan de (Kofi) Annan y propuesto la fecha del 10 de abril para retirar sus tropas y sus armas pesadas de los centros urbanos, ahora formula nuevas exigencias inaceptables", afirmó el domingo el portavoz de la cancillería francesa, Bernard Valero.

El régimen de Asad anunció el domingo que no retirará sus tropas de las ciudades hasta que no disponga de "garantías escritas" por parte de la oposición, cuando faltan dos días para la fecha límite fijada por la ONU.

Kofi Annan reaccionó declarándose "horrorizado por las recientes informaciones sobre un aumento de la violencia y las atrocidades en varias ciudades y pueblos de Siria" y pidió de nuevo en un comunicado al gobierno sirio que cumpla con sus compromisos.

El opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) indicó que el domingo murieron al menos 31 personas, entre ellas doce civiles, y que unas 200 fueron arrestadas en los allanamientos efectuados en diversos puntos del país.