París.- Francia reasignará 2,000 millones de euros de su presupuesto del 2013 para ayudar a financiar la creación de empleos, anunció el Gobierno.

En momentos en que la tasa de desempleo se encuentra en máximos de 15 años, el presidente Francois Hollande ha prometido cambiar la tendencia este año y espera que sus planes para crear miles de empleos subsidiados y la "generación de contratos" alienten a las compañías a tomar trabajadores jóvenes.

En declaraciones a la radio Europa 1, el ministro de Presupuesto Jerome Cahuzac dijo que el Gobierno necesitaría elevar su reserva fiscal de 6,500 millones de euros, habitualmente usada para eventos como desastres naturales u operaciones militares, como medida de precaución.

"Por solicitud mía, el presidente y el primer ministro decidieron incrementar esta reserva en 2.000 millones de euros porque pensamos que nuestra política laboral requerirá más dinero para financiar empleos apoyados por el Estado y la generación de contratos", indicó Cahuzac.

El ministro indicó que el incremento de fondos no elevaría el déficit ni llevaría a alzas de impuestos, sino que sería financiado a partir de los actuales presupuestos.

El Gobierno socialista de Hollande ha tenido dificultades para detener la pérdida de trabajos en el sector industrial, al tiempo que busca reducir el gasto público y aumentar los impuestos para recortar la deuda fiscal en medio de una economía estancada.

El presidente, que ha decidido realizar al menos una visita al interior de Francia para explicar sus políticas, está intentando de recuperar el apoyo de los votantes, que están cada vez más descontentos sobre la gestión económica del Gobierno y desilusionados por una serie de errores de comunicación.

lgl