Funcionarios nucleares de la ONU reconocieron el fracaso de la visita de dos días que realizó un equipo especial a Irán, ya que no produjo avance alguno en el esclarecimiento de las denuncias sobre las presuntas intenciones de la nación islámica de construir armas nucleares.

Un portavoz de la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA) confirmó que la delegación del organismo de control nuclear de la ONU regresó a casa después de que Irán les bloqueara el acceso a los registros y sitios clave en el desarrollo nuclear.

El equipo llegó a Teherán el domingo con la invitación del gobierno iraní. Sin embargo, a los funcionarios del OIEA se les prohibió visitar un centro de pruebas conocido como Parchin; tampoco pudieron llegar a un acuerdo con Irán sobre un plan de trabajo para responder a las preguntas sobre el pasado de sus experimentos nucleares.

Se hicieron intensos esfuerzos para llegar a un acuerdo para facilitar la aclaración de las cuestiones no resueltas en relación con el programa nuclear de Irán; en particular, las relativas a las posibles dimensiones militares. Desafortunadamente, no hubo acuerdo sobre este documento , informó la OIEA en un comunicado publicado en su página web.