El Cairo.- Los grandes grupos rivales palestinos Fatah, del presidente Mahmud Abas, y Hamas, alcanzaron en El Cairo, este miércoles, un sorpresivo acuerdo para la formación de un gobierno transitorio de unidad hasta la celebración de elecciones presidenciales y legislativas en un año.

Este acercamiento fue de inmediato denunciado por el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien aseguró que el presidente palestino Mahmud Abas deberá "elegir entre la paz con Israel o la paz con Hamas", el movimiento islamista palestino que gobierna en la franja de Gaza.

El presidente de la Autoridad Palestina replicó a Netanyahu diciéndole que de su lado debía "elegir entre la paz y la colonización".

El primer ministro palestino, Salam Fayyad, se congratuló por la noche por el acuerdo alcanzado y expresó su deseo de que "constituya un paso fundamental e importante para lograr la reunificación inmediata de la nación, necesaria para permitir a nuestro pueblo decidir su destino y establecer su Estado independiente sobre la totalidad de los territorios ocupados desde 1967".

Por su lado, el jefe del gobierno del Hamas en Gaza, Ismail Haniye, "saludó los esfuerzos egipcios por lograr la reconciliación, restablecer la unidad y poner fin al bloqueo" de Gaza, en una conversación con el Guía de los Hermanos Musulmanes egipcios, Mohammed Badie, quien lo llamó para felicitarlo.

El número dos de Hamas, Musa Abu Marzuk, aseguró desde El Cairo que el acuerdo alcanzado no mencionaba los principios del Cuarteto para Medio Oriente (formado por Estados Unidos, Rusia, la ONU y la UE) "ni sus condiciones.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional estadounidense, Tommy Vietor, había asegurado con anterioridad que todo futuro gobierno palestino deberá aceptar los principios del Cuarteto: "Renunciar a la violencia, respetar los acuerdos alcanzados en el pasado y reconocer la existencia de Israel".

Hamas (acrónimo en árabe de "Movimiento de Resistencia Islámico") es considerado, tanto por Estados Unidos como por Israel, una organización "terrorista" y no ha reconocido al Estado hebreo.

Marzuk informó también que todos los grupos palestinos van a firmar el acuerdo el próximo sábado en Egipto.

El anuncio fue acogido con satisfacción y gozo por numerosos palestinos en Gaza y Cisjordania, donde miles de personas se habían manifestado desde hace un mes para reclamar "el fin de la división".

"Todo palestino apoya la unidad de Fatah y Hamas porque somos hermanos", declaró a la AFP Mohammad, un agricultor, de 48 años, que simpatiza con el Fatah y vive en Cisjordania.

"Esperamos que la reconciliación responda a las demandas del pueblo palestino, especialmente de los jóvenes", declaró Ahmad Al Wan, en Gaza.

Las delegaciones palestinas, que se reunieron con el jefe de los servicios secretos egipcios, general Murad Muafi, "llegaron a un acuerdo completo tras discusión de todos los puntos, que incluye la formación de un gobierno transitorio y la fecha para unas elecciones", informó la agencia egipcia Mena.

Azam Al Ahmad, jefe de la delegación de Fatah, confirmó a la AFP que había un acuerdo para la formación de un "gobierno de independientes".

" Este gobierno deberá preparar las elecciones presidenciales y legislativas antes de un año", agregó.

El jefe de la delegación de Hamas, Mahmud Zahar, alto dirigente e ideólogo del movimiento palestino en Gaza, confirmó el acuerdo alcanzado.

Zahar precisó que se convocará simultáneamente elecciones presidenciales, legislativas y del Consejo Nacional Palestino (CNP), el parlamento de la OLP (Organización de Liberación Palestina) antes de un año y se creará una comisión formada por 12 jueces que dirimirán posibles litigios.

El acuerdo también prevé, según anunció Zahar al canal de televisión Al Jazeera, la liberación de los "presos políticos" y la reunificación de las fuerzas de seguridad de Fatah y Hamas, uno de los principales puntos de discordia entre los dos movimientos.

Ambos movimientos estaban duramente enfrentados desde que en junio de 2007, cuando las fuerzas de Hamas tomaron el poder en Gaza y expulsaron del enclave palestino a los partidarios de Fatah.

Las negociaciones para una reconciliación, iniciadas hace un año y medio bajo auspicio de Egipto, habían sido hasta ahora infructuosas por la abierta rivalidad de ambas partes.

El anuncio de este miércoles se produce cuando los palestinos, cuyas negociaciones de paz con Israel están en punto muerto desde hace medio año, quieren llevar su reivindicación de un Estado independiente ante la ONU en septiembre, primero ante el Consejo de Seguridad (donde prevén el veto estadounidense) y posteriormente ante la Asamblea General.

Abas visitó el pasado miércoles Francia en busca del apoyo de los dirigentes europeos para la formación de un Estado palestino este año.

apr