La agencia Fitch Ratings informó el martes que revisó la perspectiva de la calificación crediticia soberana de Brasil a "negativa", citando un deterioro en el panorama económico y fiscal del país y una renovada incertidumbre política.

Antes de la decisión del martes, la perspectiva de Fitch para Brasil era "estable".

La agencia, que reafirmó la calificación soberana del gigante sudamericano en "BB-", dijo que también se plantearon dudas sobre la duración e intensidad de la propagación del coronavirus en el país.

Fitch proyecta que el PIB (Producto Interno Bruto) de Brasil registre una contracción de 4.0% durante 2020, y espera que su recuperación pueda alcanzar una expansión de 3.0% en 2021.