Madrid.- La agencia Fitch Ratings dijo que todavía mantiene una calificación "AAA" para España con un panorama estable, pese a los temores en los mercados financieros por su abultada deuda.

"No hay nada que debatir, mantenemos el AAA y la perspectiva estable", dijo una portavoz de la agencia al ser consultado por rumores de mercado que apuntaban a una posible rebaja de calificación de la deuda soberana española.

La semana pasada, la agencia Standard & Poor's bajó su calificación de España a "AA", diciendo que un crecimiento económico débil por más tiempo del esperado podría complicar sus esfuerzos para reducir la deuda.

Un analista de Fitch había dicho a Reuters el 28 de abril que el programa de ajuste fiscal anunciado por el Gobierno era fuerte y que las medidas parecían creíbles, aunque mencionó que el desempeño de la economía era un riesgo en el mediano plazo.

El Gobierno socialista español prometió reducir su déficit presupuestario desde un 11.2% en el 2009 al límite de 3% para el 2013, con medidas como un alza del IVA y un congelamiento de los salarios de los trabajadores públicos.

La bolsa de Madrid llegó a caer un 2.8% el martes por la preocupación sobre las calificaciones de deuda de los países de la zona euro.

En un reflejo de ello, la prima que los inversores exigen para comprar bonos de los países periféricos de la zona euro subía el martes, así como el costo de asegurar la deuda contra una cesación de pagos.

El diferencia portugués a 10 años PT10YTTWEB se amplió a 243 puntos básicos desde 218 en las primeras operaciones, mientras que la deuda equivalente italiana marcaba un diferencial de 103 puntos desde 94, según Tradeweb.

El diferencial de la deuda española a 10 años ES10YTRR con el bund crecía a 110 puntos básicos desde 99 en las operaciones iniciales.

El costo de asegurar deuda frente a un eventual default de Grecia subía a 675 puntos básicos desde los 646.5 puntos vistos al cierre de Nueva York.