Montevideo. La fiscalía especializada en Crimen Organizado pidió el procesamiento (enjuiciamiento) del exvicepresidente de Uruguay, Raúl Sendic, quien renunció el año pasado, por peculado y abuso de funciones.

El fiscal Luis Pacheco pidió el procesamiento de Sendic “como autor responsable de reiterados delitos de peculado en reiteración real con dos delitos de abuso de funciones”, según su dictamen publicado en la web de la Fiscalía.

El delito de peculado refiere al “uso indebido de las tarjetas corporativas” cuando Sendic estaba al frente de la petrolera estatal ANCAP, aclaró el fiscal en rueda de prensa.

Sendic, que como vicepresidente presidía la Asamblea General del Parlamento, dejó su cargo el 9 de setiembre durante una reunión de su propio partido, el Frente Amplio, y comunicó su decisión a los uruguayos por Twitter.

Su salida del poder, al que llegó en la fórmula presidencial del gobernante Frente Amplio (izquierda) junto al presidente Tabaré Vázquez en el 2015, tras ganar las elecciones del 2014, se produjo en medio de un escándalo por el uso de tarjetas corporativas oficiales.

Sendic fue cuestionado por su gestión al frente de la petrolera estatal y tuvo que responder a varios interrogatorios judiciales luego de haber sido denunciado por la oposición política por sospechas de irregularidades en su manejo de la firma.

El exvicepresidente, de 55 años, sostuvo en sus declaraciones que pudo haber cometido errores, pero no delitos en sus tres años como presidente de la estatal entre el 2010 y el 2013.

Ahora la fiscalía estima que sí incurrió en delitos, extremo que deberá determinar la jueza del caso, Beatriz Larrieu.

La justicia investiga varios negocios y contrataciones de la empresa y los gastos que realizó el dirigente con su tarjeta corporativa en tiendas de lujo cuando presidía la firma y que terminaron de precipitar su salida del gobierno de Vázquez.

ANCAP y un título

El exjerarca entró en una espiral descendente de popularidad cuando en febrero del 2016 admitió en declaraciones al diario El Observador que no poseía el título académico de licenciado en Genética Humana obtenido en Cuba que decía tener, aunque luego se desdijo.

Sendic afirmó que probaría que poseía ese título, pero la mención “Lic.” fue eliminada en sus presentaciones oficiales. Fue respaldado entonces por el presidente Vázquez y por su partido, que emitió una declaración acusando a oposición y medios de comunicación de atacar “la institucionalidad democrática” del país.

La prensa local investigó y logró descubrir que ese grado académico con el que Sendic se presentaba no existe en realidad.

En el 2016, un año después de asumir Vázquez, ANCAP, monopólica en refinación y distribución de carburantes, tuvo que ser exonerada de deudas por cientos de millones de dólares por parte del gobierno central, como forma de “capitalización” para equilibrar sus balances.