Caracas. El fiscal general de Venezuela pidió a la máxima corte del país declarar al partido Voluntad Popular, de cuyas filas proviene el líder de la oposición Juan Guaidó, como un grupo “criminal con fines terroristas” y en consecuencia disolverlo.

La solicitud al Tribunal Supremo de Justicia la hizo pública el fiscal general, Tarek Saab, quien mencionó que miembros de Voluntad Popular han participado en hechos violentos desde el 2002 y más recientemente “financiaron una incursión mercenaria contra nuestro territorio”.

El gobierno del presidente Nicolás Maduro denunció el 3 de mayo que un grupo de militares venezolanos y dos estadounidenses intentaron realizar una incursión al país.

Saab también responsabilizó Voluntad Popular de “presionar a AT&T para que sacara a Directv de Venezuela” y de solicitar al gobierno de Donald Trump “que impidiera que tanqueros iraníes llegaran al país para traer gasolina y aditivos”.

Desde su cuenta de Twitter Voluntad Popular, cuyos principales dirigentes están en el exilio o bajo protección de distintas embajadas, se defendió.

“Voluntad Popular rechaza categóricamente las acusaciones del Fiscal de La Usurpación, en las cuales nos pretende señalar de terroristas y organización criminal, características que en realidad describen a la Dictadura, y no a los partidos democráticos que la enfrentamos”.