Washington. El líder de la minoría de la Cámara de Representantes, el republicano Kevin McCarthy, bloqueó el pasado febrero un intento bipartidista con el que se impediría que empresas chinas vendan a Estados Unidos camiones eléctricos.

Su intervención tras bambalinas se produjo cuando el Congreso intentaba este año diseñar un compromiso de gasto para evitar otro cierre del gobierno. McCarthy presionó a los legisladores para que evitaran cerrarle el paso a la empresa BYD Motors, en su intento de obtener contratos federales.

BYD Motors es una división de BYD Co, un gigante chino. Entre otras cosas, produce autobuses eléctricos, que suelen ser utilizados por los gobiernos locales. Stella Li, presidenta de BYD Motors, fue donadora de la campaña de McCarthy.

No es anormal ver a legisladores adoptando una postura de ley en beneficio de los donantes de campaña. Pero la intervención de McCarthy fue sorprendente porque el aliado cercano del presidente Trump buscó proteger los intereses chinos en un momento en que el presidente estadounidense y muchos legisladores en el Capitolio intentan restringir el acceso de Beijing a al mercado estadounidense, particularmente en las industrias consideradas vitales para la seguridad nacional.

El entorno Huawei

La semana pasada, Trump introdujo al gigante chino de las telecomunicaciones, Huawei, en una lista negra comercial, que restringe de manera severa su acceso a la tecnología estadounidense.

“Kevin McCarthy ha estado defendiendo a una compañía de propiedad china que utiliza nuestros dólares para obtener un lugar en la industria automotriz estadounidense”, dijo Scott Paul, presidente de Alliance for American Manufacturing, una asociación laboral-empresarial que ha abogado por una postura más dura contra China.

“Esta es una compañía que es claramente defendida por el gobierno chino, que tiene ambiciones de dominar el mercado mundial de automóviles, y por lo tanto, tiene un apoyo en el mercado estadounidense (...) Parece ser una propuesta muy, muy arriesgada”.

Matt Sparks, vocero de McCarthy, dijo que el legislador “se enorgullece de apoyar la creación de empleos para sus electores y la comunidad”.