Las donaciones privadas y el tráfico ilegal de petróleo y gas son algunas de las principales fuentes de ingresos del grupo terrorista, pero no las únicas.

Además de ser el más sanguinario, el Estado Islámico es el grupo terrorista mejor pertrechado financieramente del mundo, con unos ingresos anuales que, según Forbes, rondan los 2,000 millones de dólares anuales (alrededor de 1,867 millones de euros), cifra que otros expertos elevan hasta los 3,000 millones (unos 2,800 millones de euros).

NOTICIA: El Estado islámico es "el rostro del mal": Obama

¿De dónde proceden estos fondos? La financiación vía supuestas donaciones privadas que no a través de canales oficiales o estatales desde el mundo musulmán, especialmente desde países del área del Golfo como Arabia Saudí, Qatar o Kuwait, ha sido una de las fuentes tradicionales de ingresos del EI.

Sin embargo, hay quienes amplían considerablemente ese listado de 'benefactores', como ha hecho el presidente ruso, Vladimir Putín, quien ha afirmado que cerca de una cuarentena de países financian al grupo terrorista, "entre ellos varios países del G20".

Aunque estas ayudas persisten, el Estado Islámico, surgido en 2006 como una escisión de una rama de Al Qaeda, ha multiplicado sus vías de captación de ingresos en los últimos años.

Tráfico ilegal de petróleo y gas. En la actualidad, una de sus principales vías de financiación del EI es el comercio irregular de crudo a través del control de algunos campos petrolíferos y refinerías en los territorios que ha ocupado en Irak y Siria.

NOTICIA: ISIS avanza cada vez más allá de las fronteras de su califato

Fuentes estadounidenses cifran en unos 40 millones de dólares los ingresos mensuales por la venta de crudo en el mercado negro, lo que elevaría la cifra a unos 480 millones de dólares al año. De ahí que los camiones cisterna cargados de crudo del grupo terrorista sean objetivo de los bombardeos de Estados Unidos, cuyo ejército, según The New York Times, habría destruido más de un centenar de estos vehículos durante un ataque este lunes.

Extorsión, saqueo e 'impuestos'. Junto a la toma de control de pozos petrolíferos, el grupo terrorista opera en la zonas que conquista al más puro estilo del crimen organizado, según informa el Grupo de Acción Financiera (Financial Action Task Force, FATF, en su denominación en inglés), organismo intergubernamental integrado por más de una treintena de países, entre ellos España, que lucha contra el blanqueo de capitales.

Es decir, el Estado Islámico exige a las poblaciones locales, a través de la coacción y la amenaza, parte de sus recursos, lo que incluye el cobro de 'impuestos' por el uso de vehículos, alquileres de viviendas, gasto en combustibles, recursos naturales y agrícolas e incluso por los recibos que pagan los escolares. De forma eufemística, el EI justifica esos pagos (obligatorios) por la prestación de 'sus servicios' al ciudadano, entre ellos el de 'protección'.

La organización terrorista ha sofisticado de forma considerable su modus operandi, hasta el punto de pasar a sus extorsionados los recibos de los 'impuestos' pagados.

NOTICIA: Estado Islámico amenaza con atacar EU y países aliados

De estas prácticas mafiosas no se escapan las riquezas arqueológicas de los territorios ocupados, cuyo destino, cuando escapan a la destrucción, suele ser la venta. Expertos consultados por The Wall Street Journal cifran en unos cien millones de dólares los ingresos anuales obtenidos por estas ventas en el mercado negro, aunque como todo lo que se refiere al grupo terrorista es difícil de verificar.

Control de la banca. Otra vía de ingresos importante, igualmente difícil de cuantificar, es mediante el control de los bancos y de sus sucursales en las zonas conquistadas de Siria e Irak. Curiosamente, el EI otorga un trato diferente a la banca pública y a la privada, según el Grupo de Acción Financiera.

Mientras considera que el efectivo de los bancos estatales pasa a ser de su "propiedad", en el caso de las entidades privadas, impone tasas a las retiradas de depósitos de sus clientes que pueden alcanzar el 10 por ciento.

Con estas prácticas, el EI podría haber ingresado varios miles de millones. Estados Unidos calcula, por ejemplo, que el grupo terrorista podría haber obtenido más de 1,500 millones de dólares en efectivo por esta vía solo a través de las sucursales bancarias de las que tomó el control en la primera mitad del año pasado, informa el Grupo de Acción Financiera. Una cifra que, a estas alturas, podría ser mucho más elevada.

NOTICIA: Molenbeeck, semillero de yihadistas

Secuestros y venta de esclavos. Otra práctica habitual del EI en su estrategia mafiosa y de terror es el secuestro de cientos de personas entre las poblaciones de Siria e Irak, incluidos, cuando le resulta posible, los objetivos occidentales y asiáticos.

Según el Grupo de Acción Financiera, el grupo terrorista ha llegado incluso a "comprar" rehenes occidentales capturados en zonas fronterizas por grupos rebeldes moderados. Esta institución calcula que durante el año pasado el EI pudo recaudar entre 20 y 45 millones de dólares a través del pago de rescates.

Aunque advierte de que es muy difícil ofrecer cifras concretas, ya que estos pagos se suelen realizar a través de empresas privadas que, por obvios motivos de seguridad para el secuestrado, buscan ocultar la transacción. En algunos casos, el rescate se abona en efectivo, lo que complica su rastreo.

A los secuestros hay que añadir otra práctica que el mundo creía abolida desde mucho tiempo: la venta como esclavos de seres humanos, ya sean hombres, mujeres o niños.

NOTICIA: Chalecos usados en París podrían provenir de Bruselas

Fórmulas similares al crowdfunding . Pese a lo atávico de su discurso, el Estado Islámico no renuncia a las nuevas tecnologías y a las redes sociales para expandir su destructivo mensaje y captar nuevos terroristas, igual que tampoco desdeña las más modernas fórmulas de captación de fondos mediantes prácticas similares al crowdfunding.

Aunque no ofrece cifras concretas, el Grupo de Acción Financiera describe alguno de los métodos a través de los cuales el grupo terrorista consigue fondos a través de Internet. Por ejemplo, pidiendo a sus donantes a través de Twitter que adquieran una tarjeta de prepago internacional y envíen el número de dicha tarjeta a través de Skype.

Acto seguido, ese saldo será enviado a seguidores del EI en zonas cercanas a Siria, que venderán el número de la tarjeta a un precio más bajo, obteniendo así un efectivo que más tarde será entregado a la organización terrorista.

erp