Buenos Aires. Jorge Faurie, el ministro de Relaciones Exteriores de Argentina, se expresó en conferencia de prensa sobre las elecciones de Brasil, donde Jair Bolsonaro se impuso por 17 puntos a Fernando Haddad.

En primer lugar, sostuvo que los resultados son significativos no sólo por la relación histórica que une a Argentina con Brasil, “sino por la vinculación de los procesos económicos” que los dos países atraviesan. En esa línea, aseguró que a Argentina le interesa la consolidación de la institucionalidad brasileña y de su desarrollo económico. “El resultado, analizó Faurie, fue claro y nítido en cuanto a cómo se expresó el pueblo brasileño. Es obvio que una de las expresiones de voto fue claramente una nueva figura, que toma notoriedad dentro de la vida política brasileña. Tuvo una diferenciación clara con el resto de las fuerzas políticas”.

Además, el diplomático argentino que fue embajador de su país en Francia, sostuvo que el gobierno quiere que el ganador de la segunda vuelta le permita a Brasil “consolidar su democracia, institucionalidad y economía”.

El canciller deslizó también una crítica indirecta al PT, el partido de Lula Da Silva y Dilma Rousseff: “Los brasileños hicieron un ejercicio democrático con total libertad, con un posicionamiento que mira hacia el futuro, no hacia el pasado”.

Las reglas de la democracia

Igualmente, trató de mostrar una visión más institucional y no pegada necesariamente al ganador de ayer: “La vida en democracia significa que aceptamos la voluntad del pueblo que elige a su presidente”.

Finalmente, aseguró que aún no se entablaron conversaciones con ninguno de los candidatos, aunque no descarta que se puedan hacer más adelante: “En muchos casos, antes de la asunción se generan diálogos para hablar sobre el futuro de la relación bilateral”.