Garita Palmera. La milagrosa odisea de supervivencia protagonizada por un salvadoreño, quien dice que estuvo a la deriva en el mar durante 14 meses y medio, se convirtió para sus padres en otro milagro, pues ambos habían perdido contacto con él desde hace ocho años y pensaban que su hijo había muerto desde hacía tiempo.

La emotiva reacción de los padres de José Salvador Alvarenga, de 37 años, fue de una inmensa alegría tras su aparición luego de sobrevivir en mar abierto a bordo de un bote descubierto a unos 10,400 kilómetros de su lugar de origen.

Ya teníamos ocho años de no saber de él, creíamos que ya estaba muerto, éste es un milagro, la gloria es para Dios , dijo su madre María Julia Alvarenga Samayoa, de 59 años a The Associated Press.

La mujer rompió en llanto cuando contó los detalles de la llamada telefónica que tuvo con su hijo desde las Islas Marshall. Le dijo que estaba bien y que lo estaban alojando en un hotel, donde lo alimentaban y lo estaban medicando.

Su padre, José Ricardo Orellana, de 65 años, es propietario de una tienda y de un molino de harina en el poblado costero de ?Garita Palmera.

Fátima, su hija de 14 años, indicó que no conocía a su padre y que él abandonó El Salvador cuando tenía poco más de un año de edad.

Siento una gran felicidad de saber que está vivo. Yo creía que ya estaba muerto , expuso la menor.