Lagos.- Los dos motores del avión que se estrelló el domingo en Lagos, causando la muerte a 153 personas, fallaron antes de que el aparato se precipitara a tierra, informó este lunes el titular de la aviación civil nigeriana.

La tripulación lanzó "una llamada de emergencia ya que los dos motores fallaron", declaró a la AFP Harold Demurem, sin precisar las razones de las averías.

"Ellos declararon 'mayday'" (código internacional de emergencia), dijo a la AFP. "La razón fue que los dos motores fallaron", dijo el funcionario, aunque añadió que las causas del problema aún no están claras.

Grupos de socorristas de Nigeria iniciaron el lunes las tareas de remoción de los cuerpos de víctimas en el accidente aéreo que dejó un saldo de por lo menos 153 muertos en Lagos, en un escenario de enorme tensión y enfrentamiento con familiares de los pasajeros y curiosos.

Los familiares de las víctimas se encontraban reunidos en los alrededores de una morgue del hospital de Lagos, con la esperanza de identificar los cuerpos.

Según un empleado, más de un centenar de cuerpos han sido depositados en la morgue desde el domingo en la noche.

El presidente nigeriano Goodluck Jonathan prometió el lunes tomar las medidas necesarias para mejorar la seguridad aérea, durante una visita al lugar de la catástrofe, una de las más graves ocurridas en Nigeria.

"Hemos trabajado muy duro para mejorar la aviación en este país. Este accidente es un serio revés para nosotros", añadió Goodluck, recalcando que hará todo lo posible para que ese tipo de accidentes no vuelva a producirse en Nigeria.

El lunes por la mañana la policía tuvo que arrojar gases lacrimógenos para dispersar la multitud que se reunió alrededor de los restos del avión, entre los que había muchas personas buscando afanosamente a sus familiares mientras trozos de la aeronave aún estaban parcialmente en llamas.

"Yo sólo quiero saber cómo murió", explicó a la policía un hombre que fue retirado del lugar mientras buscaba los restos de su hermano.

Por lo menos unas 2,000 personas acompañaban los operativos de remoción de cuerpos y destrozos con la ayuda de dos grúas, en las proximidades del principal aeropuerto nigeriano.

Desde 1992, año en que se accidentó un avión de transporte militar nigeriano cerca de Lagos causando la muerte a 158 personas, el país sufrió seis catástrofes aéreas de envergadura que dejaron cada vez entre 100 y 150 muertos.

De momento se desconocen las causas del accidente del aparato, un Boeing MD83, aunque la caja negra fue hallada y entregada a la policía.

Se teme que hayan muerto residentes del barrio en el que impactó el avión, según una fuente de los servicios de emergencia. En uno de los edificios dañados se encontraron unos diez cadáveres carbonizados.

Según el portavoz de la policía del Estado de Lagos, Joseph Jaiyeoba, el avión se estrelló en el barrio de Iju, en el norte de la ciudad, cerca del aeropuerto internacional de esta inmensa aglomeración de casi 15 millones de habitantes.

El avión cayó en un predio en el que según los vecinos había una iglesia, un comercio y un edificio de viviendas de dos plantas.

El aparato "voló muy bajo durante cinco minutos con un ruido infernal, y se estrelló en una zona de viviendas (...). Se incendió luego", contó a la AFP un testigo.

apr