San Francisco. La red social Facebook se prepara para tomar medidas excepcionales  y más agresivas para restringir el fujo de contenido en su plataforma si las elecciones presidenciales en Estados Unidos del 3 de noviembre se tornan en un caos con  disturbios violentos.

En una entrevista con el diario Financial Times, Nick Clegg, jefe de asuntos globales de la compañía, declaró que ha estado elaborando planes sobre cómo manejar varios escenarios, incluído un eventual malestar cívico generalizado o la incertidumbre alrededor del conteo de las boletas y de los votos emitidos a través del correo, que jugarán un papel muy importante en esta elección debido a la pandemia de Covid-19.

“Hemos actuado agresivamente en otras partes del mundo donde pensamos que hay una inestabilidad  cívica real y, obviamente, tenemos las herramientas para hacerlo (nuevamente)”, aseguró.

Facebook se negó a detallar sus planes para controlar el contenido sobre las elecciones, ya que considera posible que actores mal intencionados podrían usar la información para averiguar de manera proactiva cómo jugar con el sistema.

La compañía fundada por Mark Zuckerberg se prepara para la que probablemente será una elección altamente polarizada.

En 2016 Facebook no pudo sortear la injerencia rusa en el mundo intangible de la red.

geopolitica@eleconomista.mx