Facebook anunció que descubrió una sofisticada operación de desinformación en su plataforma que involucra 32 páginas y perfiles falsos en donde se pueden leer mensajes divisivos justo antes de las elecciones legislativas de los Estados Unidos.

La famosa empresa de la red social no pudo vincular estos actos a Rusia, que interfirió en su plataforma en torno a las elecciones presidenciales del 2016. Pero Facebook indicó que los perfiles compartían un patrón de comportamiento similar con la anterior campaña de desinformación rusa, que fue liderada por un grupo llamado Agencia de Investigación de Internet.

Facebook informó de lo ocurrido al Congreso esta semana. Un asesor de la Cámara de Representantes dijo que no hay evidencia de que los candidatos políticos hayan sido víctimas de la nueva campaña de desinformación; sin embargo, informó que las páginas y las cuentas falsas intentaron difundir contenido políticamente divisivo en torno a temas sociales.

“Está claro que quienes crearon estas cuentas hicieron todo lo posible para ocultar sus verdaderas identidades como lo hizo en su momento la Agencia de Investigación de Internet (IRA) con sede en Rusia”, dijo Facebook en una publicación. “Creemos que esto podría deberse, en parte, a los cambios que hemos hecho en el último año para hacer más difíciles este tipo de campañas.

Nos enfrentamos a adversarios decididos y bien financiados que nunca se dan por vencidos y que cambian constantemente de táctica. Es una carrera armamentista y también debemos mejorar constantemente”, comentó.

Las 32 páginas encontradas tenían entre 16,000 y 18,000 seguidores. No hubo pruebas específicas de que los candidatos políticos fueran blanco de la campaña de desinformación, pero una de las cuentas siguió a una cuenta asociada a la IRA durante un breve periodo.

Senador involucra al Kremlin

“La divulgación que hace Facebook es una prueba más de que el Kremlin continúa explotando plataformas de redes sociales para sembrar la división y difundir la desinformación, y me alegro de que Facebook esté dando algunos pasos para identificar y abordar esta actividad”, dijo el senador demócrata Mark Warner.

En el periodo previo a las elecciones del 2016, los agentes rusos difundieron mensajes falsos utilizando cientos de cuentas. Estos mensajes se volvieron virales y llegaron a más de 100 millones de estadounidenses.

“También espero que Facebook, junto con otras compañías, continúen identificando la actividad cibernética rusa y trabajen con el Congreso para hacer leyes a fin de proteger a nuestra democracia”.