Atenas. Varios fotógrafos y un abogado acusaron ayer 2 de marzo, en Grecia a Facebook de censura, por haber retirado las fotografías de una manifestación a favor de un preso de extrema izquierda en huelga de hambre.

Unas 3,000 personas protestaron el lunes ante el parlamento de Atenas en solidaridad con Dimitris Kufodinas, que está en huelga de hambre desde enero y se encuentra internado en la unidad de cuidados intensivos de un hospital.

Kufodinas, de 63 años, jefe del grupo "17-noviembre", inició una huelga de hambre para pedir su traslado a una prisión de Atenas, cerca de su familia. Está encarcelado desde hace casi 18 años y fue condenado por el asesinato de 11 personas.

Facebook consideró que las publicaciones relativas al activista "iban contra las normas relativas a individuos y organizaciones peligrosas".

"Facebook retiró mis publicaciones por haber incumplido las normas de la red social", dijo Tatiana Bolari, que trabaja para la agencia de fotografía griega Eurokinissi.

"Así que esta manifestación NO ocurrió (...) yo NO ESTABA, y nadie estaba", denunció.

Lefteris Partsalis, un fotógrafo freelance que trabaja para CNN en Grecia indicó que la red social no permitirá que emita en directo videos durante un mes tras haber publicado fotografías de la misma protesta el lunes.

"Miles de personas se reunieron para protestar de forma pacífica", dijo.

Otro fotógrafo, Marios Lolos, que trabaja para la agencia china Xinhua, indicó de igual manera que sus fotos habían sido censuradas.

El abogado de derechos humanos Thanassis Kampagiannis, que también participó en la manifestación, dijo que Facebook también había puesto restricciones a su cuenta.

La abogada de Kufodinas dijo el día de ayer 2 de marzo, que su cliente se encontraba "entre la vida y la muerte, casi en coma".

Las autoridades indicaron que habían dado órdenes al hospital para "tomar las medidas necesarias" y mantener con vida al detenido.

Identificación de rostros

Un juez federal de Estados Unidos otorgó la aprobación final a un pago de 650 millones de dólares por parte de Facebook para resolver un conflicto de privacidad entre el gigante de las redes sociales y 1.6 millones de usuarios del estado de Illinois.

Un abogado de Chicago, Jay Edelson, demandó a Facebook en 2015, alegando que la red social recopilaba ilegalmente datos biométricos para identificar rostros, violando una ley de privacidad de Illinois de 2008.

A finales de enero de 2020, Facebook aceptó pagar 550 millones de dólares después de que no consiguiera que se desestimara la demanda, presentada como acción colectiva en 2018.