El Fondo Monetario Internacional (FMI) se declaró "profundamente entristecido" este jueves por el dramático suicidio de un jubilado griego que dejó un mensaje desesperado criticando al gobierno griego por las medidas de austeridad adoptadas en medio de una crisis de deuda.

El hombre de 77 años, un farmacéutico retirado, se disparó en la cabeza el miércoles frente al parlamento griego en Atenas, lugar que en los últimos dos años ha sido escenario de las mayores protestas contra las políticas de ajuste impuestas a los griegos para poder obtener los rescates económicas del FMI y la Unión Europea.

"Queremos decir que estamos profundamente entristecidos de saber de cualquier muerte en esas circunstancias, y simplemente expresar nuestro pésame", dijo el portavoz del FMI, Gerry Rice, durante una rueda de prensa.

El hombre que se suicidó bajo un ciprés en la plaza Sintagma el miércoles por la mañana, a unos cien metros del Parlamento, señaló que los recortes de austeridad aprobados por el gobierno habían "aniquilado" su pensión y le habían dejado en la pobreza.

También comparó al gobierno con el régimen impuesto por los ocupantes nazis en 1941.

El gobierno griego está implementando un reajuste económico impopular a cambio de los préstamos de la Unión Europea (UE) y del FMI.

"El gobierno de ocupación (...) literalmente ha aniquilado mi capacidad para sobrevivir con una pensión decente para la que he pagado durante 35 años", indicó el jubilado en un extracto publicado en la prensa griega.

"No encuentro otra solución para un final digno, y no tener que buscar en la basura para alimentarme", escribió, presuntamente con tinta roja.

Cientos de miles de griegos han perdido su trabajo en los últimos años, y el desempleo supera el millón de personas, un cuarto de los activos.

Las autoridades están aplicando un fuerte reajuste económico desde 2010, cuando Grecia tuvo que apelar a la UE y al FMI para cubrir los pagos de su deuda.

RDS