En un ataque de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) al departamento del Caquetá se reportó el secuestro de un periodista francés que cubría la lucha contra el narcotráfico, informó el ministro de Relaciones Exteriores de Francia.

El gobierno de Colombia reportó al periodista Roméo Langlois como "desaparecido" y se abstuvo de confirmar si estaba secuestrado por las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El ataque, que dejó tres militares y un policía muertos, se produjo el sábado en una zona selvática del departamento del Caquetá, cerca al municipio de Montañita.

En esa zona una columna de las FARC combatió con tropas de un batallón especializado en la lucha contra el narcotráfico que destruía laboratorios para el procesamiento de cocaína.

"Fue secuestrado durante el combate entre militares colombianos y las FARC", dijo el Ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Alain Juppé.

"El periodista fue tomado prisionero, el centro de crisis del Ministerio de Relaciones Exteriores ha sido movilizado y está contactando a las autoridades colombianas", precisó el funcionario en declaraciones a medios de su país.

Cinco efectivos de las Fuerzas Armadas colombianas reportados como desaparecidos desde el sábado fueron encontrados el domingo por el Ejército en la zona de los combates.

El ministro de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón, dijo que según información de las tropas que combatieron con las FARC, el periodista francés resultó herido en un brazo, decidió quitarse un chaleco antibalas y un casco que tenía para su protección y luego caminó hacia la zona donde estaba la guerrilla.

"Es necesario exigirle a la organización terrorista de las FARC, si lo tiene, que debe respetar su vida y que tiene que hacerse responsable por cualquier situación que le ocurra a este individuo, si es que lo tiene en su poder", declaró Pinzón en rueda de prensa en una unidad militar del departamento del Caquetá.

CORRESPONSAL CON EXPERIENCIA

Langlois está radicado en Colombia desde hace varios años y se dedica a realizar coberturas especiales sobre el conflicto en el país sudamericano, algunas como corresponsal de la cadena de televisión France 24, de acuerdo al Ministerio de Defensa.

Tropas del Ejército con el apoyo de aviones y helicópteros mantienen una misión de búsqueda del periodista en la zona donde se produjeron los combates.

No es muy frecuente el secuestro de periodistas por parte de las FARC. En anteriores ocasiones, reporteros privados capturados por los rebeldes fueron dejados en libertad horas o días después.

Las FARC, consideradas como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, han intensificado sus ataques en las últimas semanas, incluido el sector petrolero, como parte de una estrategia para demostrar su poder militar, según fuentes de seguridad y analistas.

Aunque el grupo rebelde ha sido debilitado por una ofensiva militar apoyada por Estados Unidos en la que han muertos varios de sus comandantes mientras que miles de combatientes han desertado, aún puede realizar ataques de gran impacto.