La Habana.- Las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciaron hoy el fin del cese del fuego decretado hace 60 días, al reanudar el diálogo de paz en esta capital.

"Con dolor en mi corazón, tengo que admitir que volvemos a la fase de guerra que nadie en este país quiere", dijo el guerrillero Luciano Marín (Iván Márquez) antes de entrar este domingo en las negociaciones con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

A la vez, el número dos de las FARC reiteró al gobierno de Santos un pedido de cese al fuego bilateral durante los diálogos de paz, o al menos un tratado para la "regularización" del conflicto de casi medio siglo.

"Podemos tratar de atenuar el impacto del conflicto a los civiles, con acciones como no instalar bases ni cuarteles militares en medio de asentamientos de población", según Márquez.

Santos ha subrayado en varias ocasiones que las acciones militares contra la guerrilla no se detendrán hasta una etapa más avanzada del diálogo de paz para que ésta no se aproveche de una tregua bilateral.

Reconoció que los insurgentes cumplieron "con excepciones" el alto al fuego de dos meses y aseguró que su gobierno está preparado para enfrentar una posible ofensiva militar de la guerrilla tras el fin de la tregua.

Según un reporte de la Defensoría del Pueblo colombiana la guerrilla, con unos 9,000 hombres sobre las armas, protagonizó 57 acciones violentas entre el 20 de noviembre y el pasado 17 de enero.

Negociadores del gobierno, liderados por el exvicepresidente Humberto de la Calle, y Márquez, continuaron esta día sus pláticas en el Palacio de Convenciones en el oeste de La Habana.

En un comunicado, las FARC destacaron el reconocimiento de Santos del cumplimiento del cese el fuego "en medio, diríamos nosotros, de una insensata ofensiva militar del Estado contra nuestros campamentos en todo el territorio nacional".

Además, valoraron como "positivo" que el mandatario colombiano "haya avanzado en coincidir con nosotros, en que es un mecanismo de consulta popular el que debe refrendar un posible acuerdo de paz".

"Las colombianas y los colombianos que aman la paz, propugnan por una Asamblea Nacional Constituyente como mecanismo refrendatario de los eventuales Acuerdos de la Habana", dijo el texto.

La mesa de diálogo continúa centrada todavía, desde el inicio de las pláticas el 19 de noviembre del año pasado, en el primer punto de la agenda, el desarrollo rural.

La agenda del diálogo incluye otros cinco puntos referidos a las garantías para la participación política, el fin del conflicto armado, la solución al problema de las drogas ilícitas, los derechos de las víctimas y los mecanismos de verificación y refrendación de lo pactado en la mesa.

lgl/klm