Madrid.- La Fiscalía de Egipto renovó hoy la orden de detención contra el expresidente Hosni Mubarak por 15 días más para proseguir con las investigaciones en su contra por la represión de manifestantes que exigían su renuncia y por presunta corrupción.

La extensión de la detención fue ordenada este viernes cuando miembros de la Fiscalía acudieron al hospital militar de Sharm el Sheik, a orillas del Mar Rojo, para interrogar a Mubarak, quien se encuentra allí bajo tratamiento médico desde hace 10 días.

El exmandatario, de 82 años, fue hospitalizado por una crisis cardiaca después de ser puesto en detención provisional el pasado 13 de abril para ser interrogado por su papel en la muerte de manifestantes durante las revueltas que condujeron a su caída.

De acuerdo con la Fiscalía, 846 civiles murieron en las manifestaciones y la comisión de investigación sobre la represión consideró que el expresidente fue cómplice en el brutal uso de la fuerza que causó esas muertes.

Además, Mubarak es investigado por los polémicos contratos para la venta de gas a Israel, que provocaron millonarias pérdidas para Egipto, y por señalamientos de malversación de fondos públicos, por lo que se ordenó congelar sus activos en el país y el extranjero.

En el marco de la investigación contra el exmandatario, el Banco Central de Emiratos Arabes Unidos (EAU) pidió una pesquisa inmediata sobre las cuentas, inversiones y depósitos de Mubarak y su familia en ese Estado del Golfo Pérsico.

La institución solicitó a los bancos nacionales, compañías de inversión y a las principales ramas de los bancos extranjeros buscar las transferencias financieras realizadas con el nombre de Mubarak, reportó la agencia egipcia de noticias MENA.