El expresidente boliviano Evo Morales llegó este jueves a Argentina en medio de un “operativo secreto” y bajo la condición de “refugiado”, confirmó el canciller argentino Felipe Solá.

Morales arribó esta mañana acompañado de cuatro exfuncionarios bolivianos para ser aceptados como “refugiados políticos”, condición que será confirmada por el Ministerio del Interior.

Evo Morales, su vicepresidente Álvaro García Linera, su ex canciller, la ex ministra Montaño y el ex embajador de Bolivia ante la OEA aterrizaron esta mañana en el país. Les he dado asilo político para que entren y ellos luego pidieron ser refugiados. En las próximas horas, cesará la condición de asilados y asumirán la de refugiados”, dijo Solá al canal TN.

Voceros oficiales indicaron que el dimitido presidente se encontraba en vuelo hacia Buenos Aires y llegaría por la tarde pero lo hizo antes, confirman Infobae, Clarín y La Nación.

Morales llegó desde Cuba, donde recibió un tratamiento médico y tras una invitación del nuevo presidente argentino, Alberto Fernández.

El mes pasado llegaron dos hijos de Morales y se instalaron en dos departamentos en la capital del país suramericano. Argentina limita con Bolivia en el norte.

Por su parte el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, informó que, el expresidente de Bolivia concluyó de manera oficial su asilo en México y decidió continuarlo en Argentina.

"Sostuve ayer conversación con Evo Morales quien me informó su decisión de trasladarse a Buenos Aires. Agradeció cumplidamente la generosidad de pueblo y gobierno de México", escribió el canciller mexicano en su cuenta de Twitter.

Tras el golpe de Estado en su contra, el líder indígena boliviano llegó a México el pasado 12 de noviembre; permaneció en el país alrededor de tres semanas, hasta su traslado a Cuba el pasado fin de semana.