Beirut.- Tres coches bomba explotaron el miércoles con apenas minutos de diferencia en el noroeste de Siria, causando la muerte de al menos 24 personas en un ataque coordinado sobre posiciones del Gobierno, dijo un grupo activista.

Los combates se han expandido por todo Siria y han cambiado drásticamente la vida de los civiles en muchas zonas, mientras los rebeldes luchan por derrocar a las mucho mejor equipadas fuerzas del presidente Bashar al-Assad e inclinar la balanza a su favor en el conflicto que ya lleva 22 meses.

El Programa de Alimentos de Naciones Unidas dijo que el Gobierno de Siria lo había autorizado a brindar asistencia alimentaria a unos 2.5 millones de personas hambrientas, pero no dijo cuándo lograría llegar a todos estos necesitados.

En tanto, la guerra no muestra señales de tregua.

Siria

Coches bomba que estallaron en edificios gubernamentales y en un puesto de control en la provincia de Idlib provocaron el miércoles la muerte de al menos 24 personas, la mayoría miembros de las fuerzas de Assad, según indicó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo activista con sede en Londres.

"Los coches bomba explotaron con minutos de diferencia uno de otro. Al parecer estaban coordinados", dijo el director del Observatorio, Rami Abdelrahman.

La agencia estatal de noticias SANA indicó que 22 personas murieron en la ciudad de Idlib tras la explosión de dos coches bomba y dijo que otras dos bombas fueron desactivadas en una importante carretera que lleva a Idlib.

Reuters no puede verificar de manera independiente estos informes debido a las severas restricciones que impone el Gobierno a los periodistas.

Los rebeldes han usado con frecuencia ataques con bomba para dañar a las fuerzas del presidente, que cuentan con un poder de fuego muy superior con aviones de guerra y misiles balísticos.

EL GOBIERNO AUMENTA LOS ATAQUES

El Ejército sirio ha incrementado los ataques en las ciudades de Idlib, Hama y Homs, y ha capturado cientos de misiles que estaban en manos de militantes en la provincia sureña de Deraa, informaron medios estatales.

Las fuerzas armadas de Siria lanzaron el miércoles una nueva ofensiva en Aleppo, dijeron medios estatales, un día después de que 87 personas murieran en explosiones dentro de una universidad de la ciudad del norte del país.

La agencia de noticias estatal SANA indicó que los militares mataron a docenas de "terroristas", un término que Damasco usa para referirse a los rebeldes que intentan derrocar al presidente Assad, en el nuevo enfrentamiento.

El vicejefe de la principal coalición opositora criticó el miércoles a los estados occidentales y árabes por no cumplir con sus promesas de ayudar al grupo que lucha contra el presidente Assad.

"No hay un respaldo político real hacia la coalición para ayudar a aislar al régimen", dijo el vicepresidente de la coalición, George Sabra, al diario al-Hayat.

"Los amigos del régimen sirio están brindándole armas para matar y los amigos del pueblo sirio están dándole al régimen el tiempo que necesita", agregó.

APR