Moscú.- Una explosión de metano en una mina de carbón de Siberia dejó al menos ocho personas muertas y decenas más atrapadas bajo tierra, dijeron funcionarios de emergencia el domingo.

Otros 24 trabajadores resultaron heridos por la explosión del sábado en la mina Raspadskaya, ubicada en la región de Kemerovo, dijo Valery Korchagin, un funcionario regional de emergencias.

Korchagin dijo que no podía confirmar los reportes de que se había producido una segunda explosión en la mina horas después de la primera detonación.

El funcionario dijo que 12 heridos fueron hospitalizados. Los heridos se encontraban entre los cerca de 200 trabajadores que emergieron de la mina tras la explosión.

Sin embargo, aún había 64 mineros bajo tierra seis horas después de la explosión, dijo Korchagin.

"Los equipos de rescate están trabajando para salvarlos", dijo el funcionario.

La mina de la ciudad de Mezhdurechensk tenía reservas por 450 millones de toneladas de carbón y produjo 8,9 millones de toneladas en el 2007, según el sitio del dueño de la mina, la empresa Raspadskaya.

La firma dijo que Raspadskaya es la mayor mina subterránea de Rusia.

El Grupo Evraz posee una parte de Raspadskaya, el mayor productor independiente ruso de carbón de coque.

La mina Raspadskaya fue fundada en 1973 y produce unas 80 millones de toneladas de carbón al año, la mayor parte del cual exporta a Ucrania y Europa del Este, según Rossiya-24.

El canal de televisión dijo que otra explosión en la mina hace tres meses dejó un trabajador muerto.

La explosión ocurrió poco antes de la medianoche local (1700 GMT) en momentos en que los rusos se preparaban para celebrar el domingo el 65 aniversario de la derrota de la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial, con un desfile militar del Día de la Victoria en la Plaza Roja de Moscú.

El presidente ruso, Dmitry Medvedev, ordenó al ministro de Emergencias que se asegure de que se está haciendo todo lo posible para rescatar a los mineros, y el primer ministro, Vladimir Putin, habló con el gobernador de la región de Kemerovo, Aman Tuleyev, informó la agencia de noticias rusa.

Explosiones en minas y otros accidentes industriales han provocado repetidos llamados de los líderes rusos a mejorar la antigua infraestructura y a cumplir con más apego con las normas de seguridad.

apr