El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó hoy de manera unánime una resolución que exige abrir el acceso para la ayuda humanitaria en Siria, aunque no contempla mecanismos para sancionar a los actores que incumplan con la disposición.

La resolución exige que todas las partes (en conflicto) permitan la prestación de asistencia humanitaria en Siria, incluida la asistencia médica .

Que dejen de privar a los civiles de alimentos y medicinas indispensables para su supervivencia, y que permitan la evacuación rápida, segura y sin trabas de todos los civiles , reclamó.

También recalcó la necesidad de que las partes en conflicto en Siria acuerden pausas humanitarias para permitir el acceso de ayuda humanitaria para las personas atrapadas en las zonas de violencia.

Asimismo, pidió el acceso seguro y sin trabas de la asistencia humanitaria provista por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y sus asociados.

La aprobación es relevante debido a que ésta es la primera resolución que apunta a aliviar las necesidades humanitarias del pueblo sirio, luego de tres años de conflicto en que millones de personas requieren de asistencia urgente para subsistir.

Además, sorteó las objeciones de Rusia, al eliminar tanto la posibilidad de imponer sanciones a los actores que impidieran su cumplimiento, como la mención de que aquellos culpables de crímenes de lesa humanidad serían enviados a la Corte Penal Internacional.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, indicó durante el debate en el Consejo de Seguridad que una resolución no debía haber sido necesaria. La asistencia humanitaria no es algo que se negocie, es algo que se debe permitir en virtud del derecho internacional .

Destacó además que, de manera más amplia, la resolución enfatizó la necesidad de frenar el conflicto en Siria, y de terminar la tragedia que sufren las más de nueve millones desplazadas por la violencia en ese país.

Propuesta por Australia, Luxemburgo y Jordania, el documento exhortó a todas las partes a poner fin de inmediato a la violencia y condenó los atentados terroristas, cometidos tanto por asociados de Al-Qaeda como por otros grupos.

La resolución pidió al secretario general de la ONU que presente un informe en un plazo de 30 días sobre la aplicación de las disposiciones contenidas en el texto.

A partir de la presentación de este informe, el Consejo podría adoptar nuevas medidas en caso de incumplimiento de la presente resolución , lo que significa que tendría que aprobar otro documento que delineara su disposición a imponer sanciones a quienes impidieran el acceso humanitario.

La actual resolución, a diferencia de un primer proyecto presentado por Luxemburgo, Australia y Jordania, tampoco menciona que aquellas personas culpables de cometer delitos de guerra o de lesa humanidad serían referidos a la Corte Penal Internacional.

La representante de Estados Unidos ante la ONU, Samantha Power, aseveró que adoptar esta resolución es la parte fácil. Ahora debemos enfocarnos en la implementación. No queremos más promesas rotas, retrasos o falsas concesiones .

La aprobación de la resolución sucedió en paralelo a los esfuerzos de negociación política para lograr la paz en Siria, llevados a cabo en Ginebra con la intermediación del enviado especial conjunto de la ONU y la Liga Árabe, Lakhdar Brahimi.

erp