Islamabab.- Fotografías adquiridas por Reuters y tomadas cerca de una hora después del asalto al complejo de Osama bin Laden en Abbottabad en Pakistán muestran tres hombres muertos tirados sobre charcos de sangre, pero sin armas.

Las fotos, tomadas por un funcionario de seguridad pakistaní que ingresó al complejo luego de la redada en la madrugada del lunes, muestran a dos hombres usando ropa tradicional pakistaní y a otro de camiseta con sangre saliendo de sus orejas, narices y bocas.

El funcionario, quien solicitó no ser identificado, vendió las fotos a Reuters.

Ninguno de los hombres se parecía a bin Laden. El presidente estadounidense, Barack Obama, decidió no revelar fotos de su cuerpo porque podrían incitar a la violencia y ser usadas como una herramienta de propaganda de Al Qaeda, indicó la Casa Blanca.

En base a los datos que figuran en las imágenes, la primera en la serie temporal tenía fecha del 2 de mayo, 2.30, aproximadamente una hora después de que se completara la redada en que murió bin Laden.

Otras fotos, tomadas horas después, entre las 05.21 y 06.43, muestran el exterior del recinto, sembrado de basura y restos del helicóptero de Estados Unidos abandonado.

Reuters confía en la autenticidad de las imágenes porque detalles parecen mostrar un helicóptero accidentado en el asalto y concuerdan con los detalles de las fotografías tomadas de manera independiente el lunes.

Las fuerzas estadounidenses perdieron un helicóptero en la redada debido a problemas mecánicos y más tarde lo destruyeron.

Las fotos también son tomadas en una secuencia y son todas del mismo tamaño en cuanto a pixeles, lo que indica que no han sido manipuladas.

La hora y la fecha en las fotos como fueron registradas en el metadata del archivo digital corresponden con las condiciones de luz para el área, así como con la hora y la fecha impresa en la imagen en sí.

En las fotos no se ven armas sobre los cadáveres, pero las imágenes frecuentemente no muestran las manos y los brazos de los hombres por la distancia a la que son tomadas.

El reconocimiento de Washington el martes acerca de que bin Laden no estaba armado cuando los comandos estadounidenses lo mataron desencadenó acusaciones de que Washington había violado la ley internacional.

Las circunstancias exactas de su muerte no están claras y podrían alimentar la polémica, especialmente en el mundo musulmán.

apr