El exdirector de la CIA John Brennan aseguró que el presidente Donald Trump le revocó su acreditación de seguridad porque su equipo de campaña se coludió con los rusos para influir en las elecciones del 2016 y que ahora el mandatario está desesperado por poner fin a la investigación del fiscal especial.

En una columna de opinión publicada en The New York Times, Brennan citó informes de prensa como prueba de que las declaraciones de Trump de que no hubo colusión son “bazofia”. Sólo resta determinar, dijo, si la colusión que tuvo lugar “constituyó una asociación ilícita penalmente punible”.

Trump le revocó abruptamente el miércoles la acreditación de seguridad a John Brennan, un acto de represalia sin precedentes contra un ex alto funcionario federal abiertamente crítico del gobierno.

Brennan sostiene que la campaña de Trump se coludió con los rusos para influir en las elecciones y que el presidente le revocó su acreditación de seguridad para “acallar a otros que pudieran atreverse a desafiarlo”.

Brennan escribió: “Evidentemente, Trump está más desesperado por defenderse a sí mismo y a sus próximos, por eso tomó la decisión políticamente motivada de revocar mi acreditación de seguridad en un intento por amedrentar y acallar a otros que pudieran atreverse a desafiarlo”.

Por su parte, Trump vinculó su decisión de revocarle la acreditación a Brennan con la investigación de la injerencia rusa y la presunta colusión de su campaña.

Trump también amenazó con retirarles las acreditaciones a otros ocho funcionarios retirados y uno en activo, la mayoría de ellos altas autoridades policiales y de inteligencia de gobiernos previos.

El mandatario denunció las críticas de Brennan y habló de “los riesgos que representan su comportamiento y conducta errática”. Trump describió su acción como una “responsabilidad constitucional para proteger la información secreta de la nación”.

Sin embargo, los congresistas demócratas dijeron que la medida evoca la existencia de una “lista de enemigos” entre compatriotas estadounidenses y el comportamiento de líderes de “dictaduras, no democracias”.

“Esta acción forma parte de un esfuerzo más amplio del señor Trump de suprimir la libertad de expresión y sancionar a sus críticos. Debería preocupar profundamente a todos los estadounidenses, incluidos los profesionales de inteligencia, con respecto a los costos que enfrentan los que denuncian”, dijo Brennan en relación a la orden de Trump.