El exjefe de la lucha antidrogas en Francia, François Thierry, fue imputado por la justicia en el marco de una investigación que puso al descubierto métodos controvertidos para atrapar a narcotraficantes, informó el viernes una fuente judicial.

Thierry, quien dirigió la Oficina Central para la Represión del Tráfico Ilícito de Estupefacientes (Ocrtis, por sus siglas en francés) fue imputado el jueves por la noche por jueces que investigan una incautación récord de siete toneladas de cannabis en octubre de 2015 en París.

Los investigadores sospechan que Thierry dejó entrar estupefacientes en Francia, sin informar a las autoridades judiciales. François Thierry fue liberado bajo control judicial.

La investigación contra Thierry fue abierta tras la incautación récord de siete toneladas de cannabis escondidas en camionetas estacionadas en el prestigioso distrito XVI de la capital francesa en 2015.

La investigación de esta incautación había sido encargada a la Ocrtis, pero rápidamente la fiscalía de París comenzó a tener sospechas sobre las prácticas de Thierry y sobre el oscuro papel atribuido a un importante informante de la oficina, Sofiane Hambli.

La Ocrtis habría supervisado directamente la importación de al menos 15 toneladas de cannabis a Francia en el marco de una operación de infiltración secreta destinada a desmantelar las redes de traficantes.

erp