La ex primera ministra tailandesa Yingluck Shinawatra afrontará cargos criminales relacionados con un polémico plan de subsidios del arroz implantado durante su mandato, luego que el parlamento la inhabilitó políticamente durante cinco años.

Antes de conocerse la votación en la Asamblea, el fiscal general anunció que Yingluck, hermana del también ex primer ministro Thaksin, sustituido mediante un golpe de Estado en 2006, se enfrentaría a una acusación de carácter penal sobre su papel en el plan de subsidios.

Este viernes, 190 de 219 legisladores presentes en la Asamblea Nacional Legislativa, nombrada por la Junta Militar después de abolir la Casa de Representantes y el Senado tras la asonada del 22 de mayo pasado, votaron para destituirla.

Yingluck y su hermano, el magnate y ex primer ministro Thaksin Shinawatra, siguen siendo muy populares entre los sectores rurales del país, pero son repudiados por una élite urbana y de clase media, que los acusan de corrupción y abuso de poder.

Las acusaciones contra Yingluck se centran en torno a un esquema en el que su gobierno compró arroz a los agricultores tailandeses a un precio mucho más alto que en el mercado mundial, que costó miles de millones de dólares para el país asiático.

Investigadores anticorrupción han acusado a Yingluck y a su partido de utilizar el plan para comprar los votos de los agricultores, en particular en el norte, y permitiendo que los asociados gubernamentales se beneficiaran.

El Tribunal Constitucional obligó a Yingluck a abandonar el cargo de primera ministra el pasado 7 de mayo por haber incurrido en abuso de poder. Posteriormente , el Ejército dio un golpe de Estado el 22 de mayo que puso fin al Ejecutivo liderado por su partido.

Yingluck podría enfrentar un máximo de diez años de prisión si es declarada culpable de negligencia, reportó el diario The Nation.

erp