La Secretaria de Relaciones Exteriores (SRE) confirmó esta noche que el ex presidente de Bolivia, Evo Morales, salió hoy de nuestro país donde permanecía en asilo desde el 12 de noviembre pasado.

Mediante Twitter, Roberto Velasco, vocero del canciller Marcelo Ebrard, confirmó que Evo Morales salió en un vuelo con destino a Cuba donde cumplirá una estancia temporal. El funcionario no aclaró si Cuba envió un avión oficial para ese propósito, o si Morales lo hizo mediante un vuelo privado. Tampoco se especificó si el ex mandatario boliviano pidió asilo en Cuba.

Información no confirmada refiere que Evo Morales pasará unos días en la isla cubana, en tanto el nuevo presidente de Argentina, Alberto Fernández, toma posesión el próximo 10 de diciembre. Morales radicaría en Argentina una vez que inicie el nuevo gobierno.

Aquí en México, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que fue una decisión suya ordenar usar un avión del gobierno mexicano para ir el mes pasado por Evo Morales a Bolivia, luego del golpe de Estado que vivió el país andino.

Argumentó que de no haber enviado ese avión, la vida de Morales hubiera corrido peligro.

El traslado a México del ex mandatario boliviano tuvo que sortear una serie de vicisitudes diplomáticas.

El avión mexicano salió el 11 de noviembre de la Ciudad de México con destino a Lima, Perú, desde donde más tarde despegó a Bolivia, pero las autoridades de ese país no permitieron el descenso de la aeronave en una primera ocasión, por lo que tuvo que regresar a Lima.

Posteriormente las autoridades de Bolivia aceptaron que el avión mexicano aterrizara, y finalmente se recogió a Evo Morales en el aeropuerto de Cochamaba donde había presencia de sus simpatizantes y también de las Fuerzas Armadas de Bolivia que habían pedido su renuncia.

Se esperaba que el avión tomara la misma ruta para regresar a México, pero el gobierno de Perú no permitió que bajara la aeronave para recargar combustible; sólo accedió a que el avión mexicano sobrevolara su espacio aéreo, pero sin aterrizara.

Por ello se buscó al gobierno de Paraguay, que accedió a que la aeronave bajara en su territorio para ese fin. El gobierno mexicano también pidió permiso al gobierno de Ecuador para transitar por su espacio aéreo.

Previo a su salida de México está noche, Evo Morales había solicitado al pueblo de México apoyo para su manutención durante su estancia como asilado en nuestro país, debido a que había abandonado el cuartel militar número 1, y sus gastos corrían por su cuenta. Un grupo de Diputados federales de Morena y del PT alistaban una colecta para ese propósito y planeaban aportar cuando menos 170,000 pesos mensuales.

[email protected]