La Paz.- La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, aseguró hoy que el exmandatario Evo Morales puede retornar al país, pero deberá enfrentar a la justicia por las acusaciones de fraude electoral en su contra.

"Si Evo Morales vuelve, que vuelva, pero él sabe también que tiene que responder a la justicia. Nosotros vamos a exigir que la justicia boliviana haga su trabajo y no haga una persecución política, que es lo que hemos sufrido durante 14 años", indicó Jeanine Áñez.

En un encuentro con la prensa en el presidencial Palacio Quemado, la mandataria interina señaló que Morales no fue expulsado de Bolivia, como aseguran sus partidarios, ya que él renunció a la Presidencia y decidió marcharse a México

Seguidores del exmandatario boliviano (2006-2019) en Chapare y El Alto mantienen movilizaciones en demanda de su regreso al gobierno del país sudamericano y la renuncia de Áñez, quien asumió el martes la jefatura del Ejecutivo de Bolivia de manera interina.  

En medio de acusaciones de fraude en los comicios del 20 de octubre, cuyos resultados detonaron manifestaciones violentas a favor y en contra de que asumiera un cuarto mandato, Morales renunció a su cargo el domingo y se encuentra asilado en México.

 Por su parte, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ofreció el apoyo del organismo interamericano para el próximo proceso electoral y se comprometió a enviar una misión de observadores. 

En un mensaje en Twitter, Almagro señaló que conversó vía telefónica con Áñez, a quien le manifestó el apoyo del organismo para el próximo proceso electoral. "Acordamos envío de Misión de la OEA a Bolivia para cooperación electoral previa a elecciones y reiteramos el llamado a la pacificación", acotó.

Por su parte, el embajador de la Unión Europea (UE) en la nación andina, León de la Torres, instó el viernes a la población a esperar en calma la convocatoria a nuevas elecciones "transparentes y creíbles", para superar la crisis política que afecta al país.

"Creemos que es fundamental estabilizar el país, recuperar la calma, superar la violencia, que se produzca el inicio de una reconciliación nacional y, sobre todo, que se den los primeros pasos firmes para la convocatoria inmediata de elecciones, esta vez sí transparentes y creíbles", dijo De la Torre, de acuerdo con la Agencia Boliviana de Información (ABI).

"El pueblo boliviano se merece votar en elecciones libres, justas y transparentes a sus nuevos líderes, esperamos que sea lo antes posible", añadió De la Torre.

El representante de la UE saludó la decisión de Áñez y de otros actores políticos para encontrar consensos en una mesa de diálogo y definir las acciones y el cronograma para los nuevos comicios.

Las grandes crisis se resuelven en una mesa de negociación, no en las calles con violencia, agregó.