Roma. La Comisión Europea (CE) recordó que Italia es responsable del mantenimiento del puente derrumbado en Génova y que disponía de fondos y recomendaciones para ello, después de que el vice primer ministro italiano, Matteo Salvini, atribuyera la tragedia a las restricciones presupuestarias de la Unión Europea.

“Creemos que ha llegado el momento de dejar algunas cosas claras”, señaló el portavoz comunitario, Christian Spahr, en la rueda de prensa diaria de la CE después de que Salvini señalara el miércoles que “las limitaciones externas” impuestas por Bruselas impiden a Italia “gastar para tener carreteras seguras y escuelas”.

El Ejecutivo comunitario recordó que para el actual periodo 2014-2020 Italia tiene “unos 2,500 millones de euros como fondos europeos estructurales y de cohesión para inversiones para la red de infraestructuras como carreteras o ferroviarias”.

Declaración de guerra

El gobierno italiano ha declarado la guerra a la sociedad que gestionaba la autopista del puente que se derrumbó el martes en Génova, matando a decenas de personas.

Este jueves en el lugar de la tragedia, las grúas y las excavadoras seguían quitando escombros. “Seguimos buscando huecos de los que pueda salir gente, viva o no”, declaró Emanuele Gissi, un responsable de los bomberos.

El balance de víctimas no ha cambiado durante el día: 38 muertos y 15 heridos, cinco de ellos graves.

Durante el día, algunos de los 630 habitantes de los edificios evacuados fueron a recoger pertenencias a sus casas, escoltados por los bomberos. Esas viviendas, situadas debajo del puente, fueron desalojadas hasta nuevo aviso.

La Liga de futbol anunció que los equipos de Génova y Sampdoria no jugarán el fin de semana.