Alemania, Francia y Gran Bretaña están listos para contestar si Estados Unidos no excluye permanentemente a la Unión Europea de los nuevos aranceles a importaciones de aluminio y acero, dijo el domingo la canciller alemana Ángela Merkel.

Merkel dijo a través de un comunicado que ella ha hablado con el presidente francés Emmanuel Macron y la primera ministra británica Theresa May después del viernes, cuando regresó de Washington tras reunirse con Trump.

Los tres líderes europeos "acordaron que Estados Unidos no debería tomar ninguna medida contra la Unión Europea que está decidida a defender sus intereses dentro del marco comercial multilateral". La declaración de la canciller no dio detalles de los pasos que el grupo de 28 países podría tomar.

La exención temporal que recibió la UE contra los aranceles en cuestión expira el martes. Los aranceles están dirigidos principalmente a atenuar el exceso de capacidad productiva de las empresas chinas, que son respaldadas por su gobierno y han inundado el mercado mundial con acero barato.

Los líderes europeos han argumentado que sus países no deberían ser responsables de las prácticas chinas. Las vistas que Macron y Merkel realizaron a la Casa Blanca la semana pasada no cambiaron la fecha de expiración.