Una vez decidida la designación de Jerome Powell como nuevo presidente de la Reserva Federal (Fed) en sustitución de Janet Yellen, la Administración que lidera Donald Trump ha iniciado el proceso de búsqueda de un vicepresidente.

Este puesto está vacante tras la salida anticipada de Stanley Fischer, que dejó su cargo el pasado octubre, meses antes de lo previsto. La Casa Blanca estudia ahora a varios candidatos, entre los que figura Mohamed El-Erian, ex consejero delegado de la firma de inversiones Pimco y actual economista jefe de la aseguradora Allianz, según ha adelantado The Wall Street Journal.

El-Erian, nacido en Nueva York pero criado en Egipto, ha trabajado también en Citigroup y en el Fondo Monetario Internacional (FMI), donde permaneció quince años como subdirector. El directivo, de 59 años, fue también asesor del expresidente Barack Obama en el consejo de desarrollo global.

TAYLOR

Entre los posibles candidatos a la vicepresidencia, también figura John Taylor. Se trata de un economista de la Universidad de Stanford al que muchos republicanos preferían como sustituto de Yellen, cuyo mandato en la Fed culmina el próximo febrero. Taylor aboga por una fórmula matemática para fijar las tasas de interés que se traduciría en un aumento del ritmo de endurecimiento de la política monetaria, lo que se sitúa en contra de las intenciones del presidente, que prefiere tasas bajas para estimular la economía.

El nombramiento de Taylor como vicepresidente en la Fed ayudaría, no obstante, como contrapeso y serviría a Trump para ganarse el favor de muchos republicanos. Tanto el candidato designado como presidente como el vicepresidente tienen que lograr la luz verde del Senado antes de poder ser nombrados oficialmente.

Además del asiento de vicepresidente, aún hay otras dos vacantes en la junta de gobernadores del banco central de Estados Unidos.