La probabilidad de una respuesta militar en contra de Siria, después del supuesto ataque del régimen con armas químicas en contra de sus propios ciudadanos, aumentó este domingo cuando el presidente Trump dijo que Al Assad tendrá que “pagarlo con un elevado precio” y Francia prometió dar una respuesta con la que “cumplirá con su deber”.

Francia llamó con urgencia a celebrar una reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para discutir el ataque del fin de semana, y otras ocho naciones se unieron a la solicitud, incluidos Estados Unidos y Gran Bretaña.

El presidente francés Emmanuel Macron anunció desde el mes pasado que atacaría de manera unilateral a Siria si ésta usaba nuevamente armas químicas. Este domingo, el ministro de Relaciones Exteriores, Jean-Yves Le Drian, dijo que su país asumiría sus responsabilidades.

El presidente Trump advirtió en Twitter que “el área de atrocidad está sitiada y rodeada por el ejército sirio, dejándola completamente inaccesible del mundo exterior. El presidente Putin, Rusia e Irán son responsables de respaldar al Animal Assad. Hay un gran precio que pagar. Abran inmediatamente el área para el ingreso de ayuda médica y verificación. Otro desastre humanitario sin ningún motivo. ¡ENFERMO!”.

Varios republicanos prominentes instaron al presidente a actuar. La senador John McCain pidió a Trump atacar al ejército del presidente sirio.

Irán, por su parte, dijo que existe un complot contra Al Assad.