Tembisa.- Miles de fanáticos provocaron el domingo una estampida a las afueras de un estadio antes de un partido de fogueo para el Mundial entre Nigeria y Corea del Norte y 15 personas resultaron heridas, incluyendo un policía de gravedad.

Algunas personas fueron pisoteadas por la multitud, entre la que había muchos vestidos con camisetas de la selección de Nigeria. El estadio Makhulong en las afueras de Johannesburgo tiene capacidad para unas 12.000 personas.

`` En este momento tenemos 14 civiles levemente heridos en el proceso, y un policía herido de gravedad'', indicó el vocero de la policía, Eugene Opperman, a las afueras del estadio.

Opperman indicó que las entradas para el partido fueron regaladas a las afueras del estadio.

``Lo que pasó es que un grupo grande de gente se congregó a las afueras de los portones queriendo entrar y conseguir entradas gratis. Desafortunadamente, en el proceso los portones fueron abiertos y hubo una estampida'', agregó.

Opperman dijo que los heridos fueron llevados a un hospital.

La FIFA aclaró que no tuvo nada que ver con la distribución de taquillas.

`` La FIFA y el CO (comité organizador local) quieren reiterar que este partido amistoso no tiene nada que ver con la organización operacional del Mundial de 2010, para el que seguimos completamente confiados'', dijo la FIFA en un comunicado.

El portavoz de la policía, Hangwani Mulaudzi, indicó que porque se trataba de un amistoso, la selección nigeriana, que fungió como anfitriona, era responsable de la seguridad. Dijo que cuando empezaron los problemas la policía intervino para controlar la situación.

``Este es un juego amistoso y creo que los fanáticos estaban emocionados por venir a ver a sus héroes que jugarán en el Mundial'', señaló Mulaudzi.

El incidente ocurrió cinco días antes del comienzo de la Copa del Mundo, la primera que se realiza en Africa.

Un fanático, vestido con una camiseta sudafricana de rugby y sangrando de la cabeza, indicó que no pudo contra la muchedumbre.

``El público simplemente me superó y me caí'', comentó Japhta Mombelo, quien sangraba de la cabeza. ``Me caí y la gente me cayó encima''.

``Esa multitud te apabulla. La policía me dijo que me quede y que buscarán una ambulancia pero sigo esperando''.

La primera oleada de gente se produjo cuando se abrieron los portones del estadio. Poco después la policía cerró los portones pero cuando fueron reabiertos hubo otra oleada, y más personas se cayeron y fueron pisoteadas.

``Estábamos entrando y la gente nos pisaba'', relató Princess Mbali, quien vestía una camiseta verde de Sudáfrica. ``Pensé que moriría. Yo estaba abajo''.

Poco después de la segunda oleada los portones fueron cerrados de nuevo y la mayoría de la multitud se disipó.

``La policía no dice nada, sólo que vayamos a ver el partido'', señaló Mbali. ``¿Cómo podemos ver el partido cuando estamos heridos? Quizás tengo las costillas rotas. Nadie nos ayuda y somos sudafricanos''.

El policía herido quedó sangrando en el incidente y sacado del lugar en una camilla.

El estadio Tembisa no se parece en nada a los que fueron construidos o renovados para el Mundial. Tiene gradas de cemento y está rodeado por una reja sin portones.

Las selecciones de Nigeria y Corea del Norte estaban formándose para escuchar los himnos cuando ocurrió la segunda oleada. Los jugadores no tenían idea de lo que sucedía afuera.

El partido fue suspendido por unos 10 minutos poco después del inicio del segundo tiempo, pero luego fue reanudado y Nigeria ganó 3-1.

Este tipo de incidente no es raro en el fútbol africano. El año pasado, la FIFA multó a la federación marfileña 46.800 dólares después que 22 personas murieron en una estampida en un partido por las eliminatorias africanas.

apr