Seattle y Los Ángeles. Presentaron una demanda 17 estados de Estados Unidos para obligar al gobierno de Donald Trump a reunificar a familias que han sido separadas en la frontera con México.

Los estados, entre los cuales están Washington, Nueva York y California, se unieron a la municipalidad de Washington DC, en presentar la demanda en el tribunal federal en Seattle. Es el primer litigio presentado por estados de la unión contra la práctica.

Las autoridades migratorias estadounidenses han separado a unos 2,300 niños de sus padres en semanas recientes, provocando protestas internacionales al difundirse imágenes de pequeños llorando.

El presidente la semana pasada firmó una orden ejecutiva para poner fin a la práctica, pero los estados argumentan que ese decreto está plagado de condiciones y no incluye la reunificación de familias que ya habían sido separadas.

La demanda sostiene que el gobierno les negó a los migrantes un proceso judicial justo y les privó de su derecho a solicitar asilo.

En el mismo sentido, activistas que defienden a los inmigrantes en Estados Unidos solicitaron a un juez federal que ordene la libertad de los padres que fueron separados de sus hijos mientras una multitud en Los Ángeles protestaba contra el secretario de Justicia, Jeff Sessions, quien participó en un evento.

La demanda judicial fue presentada por Public Counsel, una firma de abogados que ayuda gratuitamente a los inmigrantes.