Washington. Estados Unidos anunció el día de ayer 2 de marzo, la imposición de sanciones contra siete altos funcionarios rusos, en respuesta al envenenamiento del encarcelado disidente Alexéi Navalni, por el que los servicios de inteligencia de Washington responsabilizan a Moscú.

En un esfuerzo coordinado con la Unión Europea, Estados Unidos insistió en su llamado a que Rusia libere al líder opositor, cuyo encarcelamiento en enero a su regreso a Moscú despertó una ola de manifestaciones antigubernamentales.

"La comunidad de inteligencia estima con un alto nivel de confianza que funcionarios del Servicio Federal de Seguridad (FSB) de Rusia usaron un agente nervioso para envenenar al líder opositor Alexéi Navalni el 20 de agosto de 2020", afirmó a los periodistas un alto funcionario que prefirió el anonimato.

"No estamos buscando escalar, no estamos buscando resetear, estamos buscando estabilidad y predictibilidad y áreas de trabajo constructivo con Rusia cuando sea de nuestro interés", dijo uno de los funcionarios del Departamento de Estado.

Uno de los funcionarios sancionados es el director del Servicio Federal de Seguridad (FSB) Alexander Bortnikov.

¿Y Arabia Saudita?

EU también acusa al príncipe saudí Mohamed bin Salman de haber participado en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, sin embargo, no lo ha sancionado.