La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte estadounidense (NTSB) anunció el jueves 9 de enero que participará de la investigación para establecer las causas del accidente el miércoles de un Boeing de una aerolínea ucraniana poco después de despegar en Teherán.

En un comunicado publicado en su cuenta de Twitter, la agencia que investiga los accidentes de transporte dijo que "recibió una notificación formal" de Irán para tomar parte en la pesquisa sobre el accidente.

El avión, un Boeing 737 N fabricado en Estados Unidos, cayó en Irán luego de que ese país disparara misiles a dos bases militares que albergan a soldados estadounidense en Irak.

"La NTSB ha designado un representante acreditado para la investigación del accidente", dijo la agencia.

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte "continúa monitoreando la situación que rodea el accidente y evalúa su nivel de participación en la investigación", que será liderada por Irán, según el comunicado.

Como en cualquier otra de sus investigaciones, señaló la Junta, "no especulará sobre las causas del accidente".

kg