Washington. La administración de Donald Trump prohibirá los vuelos de las aerolíneas chinas en represalia a las restricciones aún vigentes por parte del Gobierno de Pekín.

El bloqueo comenzará el 16 de junio y supone un capítulo más en las tensas relaciones entre ambas superpotencias.

La medida afecta a Air China, China Eastern Air, China Southern y Hainan Airlines, que han seguido volando a Estados Unidos durante toda la pandemia. En cambio, Delta Air Lines y United Airlines han solicitado la reanudación de las operaciones, pero aún no han recibido respuesta de China.

Estados Unidos prohibió a finales de enero la entrada de ciudadanos extranjeros que habían estado en los últimos días en China, donde se originó la pandemia del coronavirus, pero no vetó las operaciones aéreas por parte de las empresas asiáticas. Las compañías estadounidenses paralizaron en febrero los vuelos de pasajeros de manera voluntaria y ahora los quieren retomar. El negocio de carga, no obstante, ha seguido funcionando con normalidad.

“Aerolíneas estadounidenses pidieron reiniciar el servicio de pasajeros desde el 1 de junio. La negativa del gobierno de China a aprobar esas solicitudes es una violación de nuestro Acuerdo de Transporte Aéreo”, dijo el departamento estadounidense de Transporte.

Medios de comunicación

Una fuente de la Casa Blanca reveló a Reuters que posiblemente el jueves, la administración del presidente Trump impondrá restricciones a medios de comunicación chinos.

Se espera que los medios sean: Televisión Central de China (CCTV) y el Servicio de Noticias de China, la principal red y la segunda agencia estatales, respectivamente. Ambas son consideradas como medios de propaganda.