Beirut.- Estado Islámico liberó el martes a 270 de un total estimados de 400 civiles secuestrados durante el fin de semana, en su mayoría mujeres y niños, cuando sus combatientes atacaron a zonas de la ciudad de Deir al-Zor que estaban bajo control de las fuerzas del Gobierno, dijo una organización no gubernamental.

NOTICIA: Denuncian asesinato de 300 personas en manos del ISIS

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos también dijo, no obstante, que el grupo radical capturó el martes a otros 50 hombres durante allanamientos a casas en las zonas capturadas durante cuatro días de combates en la capital provincial Deir al-Zor.

NOTICIA: Estado Islámico mata a 135 personas en Siria

Rami Abdulrahman, jefe del Observatorio, dijo que el grupo ha tomado a prisioneros varones de entre 14 y 55 años para someterlos a más interrogatorios.

"Aquellos que ellos consideren que tienen relación con el régimen serán castigados y aquellos que no deberán adoptar una línea religiosa basada en la interpretación que el grupo hace del Islam", sostuvo.

NOTICIA: Pentágono admite otras ocho víctimas civiles en ataques en Irak y Siria

Los civiles liberados permanecerán en aldeas controladas por Estado Islámico en la provincia de Deir al-Zor, que une a la capital de facto del grupo en Raqqa con el territorio que controla en el vecino Irak.

El grupo miliciano, que controla la mayor parte de la provincia, ha sitiado desde marzo del año pasado las zonas restantes bajo control del Gobierno en la ciudad de Deir al-Zor.

mac